18 septiembre 2009 en 3:02 AM | Publicado en Antropología Física, Divulgación de la Antropología, Divulgación de la Ciencia | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

perro american

Por Gabriela Espinosa Verde

El origen

En su conferencia Evidencia del ADN antiguo sobre el origen de los perros del Nuevo Mundo[*] el Dr. Raúl Valadez del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM (IIA) señaló que el origen de los perros americanos esta ligado al de los perros como tal, un origen que tuvo lugar en el norte del planeta.

Contraria a la idea predominante de un origen euroasiático, el Dr. Valadez considera que los perros se originaron en una franja que va desde el noreste de Asía (en Siberia) hasta el noroeste de los Estados Unidos (en Alaska). Estas zonas estaban conectadas durante el pleistoceno y formaban parte de una misma masa de tierra, por esta razón, considera, sería relativo hablar de si se originaron en Asía o en América. De acuerdo con esta propuesta, los perros comenzarían su proceso de dispersión desde su lugar de origen hacia el sur en ambas direcciones, es decir, hacia Eurasia y América.

Con los resultados de los estudios de ADN se organizó a los perros del mundo en cuatro grupos. Los representantes de los perros americanos se encuentran en el grupo I y  IV, mientras que los miembros de los grupos II y III no cuentan con representantes en nuestro continente.

Relaciones filogenéticas de los perros del mundo, según la infromación genética. Imagen modificada del artículo Ancient DNA Evidence for Old World Origin and the New World Dogs de Jennifer A. Leonard et. al. Publicado en el núm. 298 de Science

Relaciones filogenéticas de los perros del mundo, según la infromación genética. Imagen modificada del artículo Ancient DNA Evidence for Old World Origin and the New World Dogs de Jennifer A. Leonard et. al. Publicado en el núm. 298 de Science

 Los perros americanos

Los estudios de ADN antiguo permiten ubicar los procesos de dispersión en el tiempo. Por ejemplo, los grupos de perros dejan marca de sus estaciones de paso en diferentes partes del mundo lo que posibilita rastrear una línea, un camino.

 Si tenemos a este perro de patas cortas (salchicha), este perro mesoamericano, en este conjunto no es porque alguna vez han llegado las personas de la zona andina con sus perros al centro de México sino que estamos viendo un ejemplo de poblaciones de perros, que en algún momento se establecieron en México y algunos ejemplares de esas poblaciones fueron los que acompañaron a los hombres en su camino hacia el sur”.

 

Cladograma de los perros americanos. Imagen modificada del artículo Ancient DNA Evidence for Old World Origin and the New World Dogs de Jennifer A. Leonard et. al. Publicado en el núm. 298 de Science

Cladograma de los perros americanos. Imagen modificada del artículo Ancient DNA Evidence for Old World Origin and the New World Dogs de Jennifer A. Leonard et. al. Publicado en el núm. 298 de Science

 De las razas de Eurasia que con conforman el grupo I se desprende un conjunto de perros, que son los que están ligados con América, los perros de Alaska. De esta línea se separa el grupo de los perros mesoamericanos y de estos la línea de los perros sudamericanos, que en su mayoría están ligados a un solo origen. Esto quiere decir, explicó el conferencista, que si bien fueron muchos los perros que entraron en América muy pocos llegaron a América del sur.

 Así, este proceso de dispersión del norte hacia el sur funciona como una especie de filtro: en el norte las poblaciones son muy diversas y conforme se avanza hacia el centro del continente son menos diversas hasta llegar a Sudamérica donde se encuentran ejemplares únicos.

 El origen de los perros americanos y el poblamiento de América

El perro es un producto cultural, el perro no va ha dispersarse por si solo, el perro no va ha ser un animal que busque migrar  y establecerse en otras partes sin el hombre. La dualidad hombre-perro es una dualidad establecida completamente desde hace muchos miles de años. Obviamente, cuando llega el perro a América, llega el perro con el hombre y se dispersa con el hombre. Entonces, este proceso de dispersión paulatina donde se van desprendiendo poco a poco grupos, que son los que van llevando a cabo este proceso de dispersión, es perfectamente aplicable al caso humano. Así ocurrió con los perros, así ocurrió con el hombre.”

El Dr. Valadez aseveró que los estudios sobre el origen de los perros americanos nos exigen replantear nuestra idea de cómo se llevó acabo el poblamiento de América, pues si bien la entrada del hombre en nuestro continente parece haber ocurrido hace 18 mil años, a los perros se les puede ubicar fácilmente desde hace 20 mil años en territorio americano. Lo que indica que el poblamiento de América inició al menos desde entonces.

Por otro lado, el investigador del IIA, también exigió replantear la idea de que el hombre llego primero y luego los perros. El argumento, una dualidad hombre-perro adecuada, desde el punto de vista adaptativo, para llevar acabo el proceso de dispersión. Este esquema dual era un apoyo para irse adaptando a esos territorios que cambiaban de aspecto y características.

 

El poblamiento de América por la dualidad hombre-perro. Imagen cortesía de el Dr. Raúl Valadez

El poblamiento de América por la dualidad hombre-perro. Imagen cortesía del Dr. Raúl Valadez

 La gran diversidad de los perros de Alaska muestra como en el norte había muchas poblaciones de perros y humanos, que deambulaban de un lado a otro, pero sólo unas cuantas llegaron a establecerse en el sur, es decir, que sólo unos pocos grupos humanos llevaron acabo  el proceso de colonización de Sudamérica.

 ¿Aun existen perros nativos en América?

Algunos biólogos moleculares consideran que los perros nativos americanos se extinguieron con el paso de los siglos y lo que se esta viendo con estos estudios es una imagen antigua del mundo de los perros mesoamericanos, comentó el Dr. Valadez.

Yo no estoy de acuerdo con eso, nadie puede asegurar que en la actualidad no hay perros americanos que estén ligados con los pobladores prehispánicos. Yo les dije [a los biólogos moleculares], ustedes están partiendo de la idea de que como en los concursos caninos no tenemos perros, que se diga como en el caso del Xoloizcuintle, este es un perro nativo mesoamericano, ya no existen. Eso no es cierto, sí existen pero no están en las vitrinas de la tiendas de mascotas ni los tenemos en los concursos canofilos. Los tenemos en el campo con los campesinos, los tenemos en el monte, los tenemos en los lugares apartados donde todavía sobrevive la cultura en sus esquemas más tradicionales y junto a la cultura hay un perro. No estoy de acuerdo en aceptar que los perros nativos no existen, de lo que se trata es de demostrar cuál es su situación ahora.”

Por ello, la segunda propuesta de investigación que promovió el Dr. Raúl Valadez consistió  en colectar muestras de perros americanos de distintas regiones (México, Panamá y Bolivia) para ver si  estas muestras, en algunos casos, eran compatibles con los restos arqueozoológicos y así definir si en la actualidad se pueden encontrar perros nativos americanos.

Las muestras de ADN fueron enviadas para su procesamiento desde hace cuatro años pero aun no se sabe si hay avances o no. Entre las muestras enviaron saliva y pelo de perros chihuahueños porque en la actualidad no existe ningún registro arqueozoológico que ligue, hasta el momento, el mundo de los perros mesoamericanos con los perros chihuahueños. No hay ningún resto que nos diga esto parece chihuahueño.


[*] Este es el tercer post, sobre el 5º curso Teórico-práctico “Extracción, análisis e interpretación de datos moleculares” impartido por el Laboratorio de genética molecular de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), durante la semana del 3 al 7 de agosto de 2009 

Get a free blog at WordPress.com | Theme: Pool by Borja Fernandez.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 136 seguidores