3 junio 2010 en 10:34 PM | Publicado en Antropología Física, Divulgación de la Antropología, Divulgación de la Ciencia | 1 Comentario
Etiquetas: , , , ,

 Por: Merit Nefernefer Becerril Tello

 Las investigaciones de la cultura y el comportamiento de los primates no humanos apoyan sus bases en la ciencia antropológica. El rastrear el origen de la cultura hace que nos detengamos a ver a nuestros parientes vivos, los primates no humanos, de manera tal, que la antropología contemporánea no podría concebirse de forma total sin las diversas investigaciones primatológicas, puesto que estas proponen hipótesis acerca de la cognición y cultura de los primeros homínidos.

 

La primatología no es una disciplina que se reduzca a una sola área sino que cuenta con diversos puntos de contacto entre las ciencias sociales y naturales. Así, los estudios primatológicos contemporáneos provienen de disciplinas como la psicología, la biología, la medicina veterinaria, la genética, la antropología física o social y la paleoantropología.

 

Observar el mundo primatológico supone el esfuerzo de una visión totalizadora. La basta información sobre una complejidad organizada en varios planos y niveles transdiciplinares ha provocado que surjan nuevos enfoques en el estudio de los primates no humanos.

 

La reciente incorporación de herramientas de investigación antropológica como la etnografía dentro de la primatología ha brindado a los primatólogos culturales (Goodall, 1998, Whiten, 2005, McGrew, 2004) nuevas alternativas de registro del comportamiento complejo de sus sujetos de estudio; sin embargo, existe un fuerte debate respecto a los alcances y limitaciones del uso de las herramientas etnográficas dentro de la primatología.

 

Algunas personas pueden creer que los antropólogos sociales sólo hacemos apologías de lo exótico pero no es así. Humanos y no humanos pertenecemos a una tradición cultural única la cual fuimos desarrollando a través de un proceso evolutivo.

 

¿Qué hace que exista un vínculo cultural entre los primates humanos y no humanos?

 

Un primer análisis nos indica que la cultura pueden ser manifestaciones materiales o simbólicas. Se considera que ésta es ese vínculo que no es innato sino que se va adquiriendo por medio del aprendizaje social y permite que los seres adquieran procesos de adaptación en su entorno. Algunos primatólogos culturales como Kawaruta (1945), Kinji (1951), Itani (1951), Kawai (1965) y Kumer (1981) consideran que este fenómeno no es exclusivo de los seres humanos.

 

La rama de la familia de primates de la que somos miembros está compuesta por chimpancés (pantroglodytes, panpaniscus, bonobo) gorilas (Gorilla gorilla beringuei, Gorilla gorilla graueri, Gorilla gorilla gorilla, subespecie Gorilla gorilla díehlí), y orangutanes, (Pongo pygmaeus subespecies, Pongo pygmaeus pygmaeus, Pongo pygmaeus morio, Pongo pygmaeus wurmbii).

 

Nosotros y los gorilas tenemos un vínculo muy estrecho por nuestro antepaso común, esto ha hecho que los gorilas tengan cierto parecido con los humanos: las expresiones que sus emociones dibujan en su rostro y su mirada, son tales que instintivamente las podemos reconocer entre nuestras expresiones. Los miramos al rostro y pensamos: que realmente sabemos como son, pero la verdad es que desconocemos todo de ellos, bloqueamos cualquier indicio posible de comprender como pueden ser, al hacer suposiciones humanas tentadoras.

 

Mi primer encuentro con los gorilas de tierras bajas fue durante el verano del 2004 en el Zoo Tiergarden en Berlín, Alemania. Cuando regresé a México  y continué la investigación que había iniciado en aquel primer país con un grupo de gorilas me enfrenté a la realidad del cautiverio. Mi estudio se redujo a una muestra de dos gorilas. Además, en el desarrollo de la investigación aparecieron otros problemas, como la dificultad de insertarme en un zoológico como antropóloga social.

Entrada al Zoo Tiergarden

 

La propuesta principal de mi trabajo fue analizar los alcances y limitaciones de aplicar las herramientas de la etnografía para registrar el comportamiento social-cultural de dos gorilas en cautiverio. Si partimos que la etnografía es un método aplicado para el estudio de la cultura en sus diversas manifestaciones, entonces ¿hasta dónde puede servir como herramienta para el estudio del comportamiento primate?

 

Como ya se ha mencionado en otros momentos los gorilas de los zoológicos no poseen un comportamiento como los gorilas libres, hay que estar conciente que mucho o tal vez la totalidad de su comportamiento es producto de una vida en cautiverio.

Bantú. Zoológico de Chapultecpec 2006

 

El papel que desarrolla el antropólogo social en México ha sido exclusivamente observar, registrar y comprender las comunidades rurales y urbanas en su amplio desarrollo cultural, por lo que los antropólogos sociales difícilmente se interesan por la cultura no humana. Si bien en México no existe un desarrollo amplio de la primatología cultural por parte de los antropólogos sociales, éstos se han preocupado por desarrollar las técnicas etnográficas.

 

La cultura en cautiverio…

 

La cultura de los grandes simios que se encuentran en cautiverio presentan rasgos de una cultura propia de dicho estado. En el cautiverio no se pierden los rasgos culturales sino que se apropian del contexto social en que se mueven, tal ves existen rasgos estereotipados que no se presentan en libertad, pero esto no significa que deje de ser cultura.

 

A partir de mis observaciones pude concluir que hay una cultura en estos espacios de encierro. Al principio no se puede detectar con facilidad si se compara con gorilas libres, pero indiscutiblemente tras un periodo prolongado de observación se detectan comportamientos culturales. Por ejemplo, el uso de herramientas, no solo se presenta en libertad sino que también se observa en cautiverio, así que la prolongación cultural de los grandes simios nos indica que solamente se ha descubierto una parte mínima de lo que podemos saber de ellos.

 

Tras la mirada de la etnografía…

 

Unas de las aportaciones de este trabajo fue que realicé un análisis teórico- práctico comparando los distintos métodos de registro del comportamiento cultural: por un lado, esta la etología con su amplio desarrollo en el registro del comportamiento animal, un registro que es más de corte técnico, pues omite elementos importantes de tipo subjetivo en el comportamiento primate, aunque hay que reconocer su gran aportación al estudio del comportamiento animal, ya que sin la etología se desconocería muchos aspectos biológicos de los animales; por otro lado, el registro etnográfico ayuda a que se observe más allá de una simple conducta, si bien esta técnica fue pensada para el registro de los grupos humanos, su aplicación puede servir para registrar el comportamiento cultural de los gorilas. La etnografía que se realizó fue adaptada a los sujetos de estudio y a largo plazo se considera seguir adecuando estas herramientas en diversos grupos de gorilas libres.

Gorila usando cuchillo

Referencias bibliográficas.

 

- Boesch, Cristophe y Hedwige Boesch-Achermann (1991) Los chimpancés y las herramientas. Mundo Científico n. 116 volumen II. España.

- Conkin, C. Harold (1986) Etnografía. Ed. El pirata, Xalapa, Veracruz, Agosto. Número.96

- De Waal, Frans (2002) El simio y el aprendiz de Sushi: Reflexiones de un primatólogo sobre  la cultura. Ed. Paidos, Barcelona, España.

- Goodall, Jane (1998) Los chimpancés: llenando el vació. En: El proyecto gran simio. Ed. Trotta.

- Hammersley, Martin y Paul Atkinson (1999) Etnografía: Métodos de investigación. Ed. Paidós., Barcelona, España.

- McGrew, William (2004) The culture chimpanzee reflection on cultural primatology, en: Chimpanzee ethnography.  Univesrity Cambridge,

- Shaller, George (1967) La vida del gorila. Edit. Fondo de Cultura Económica, México.

- Pika, Simone  y Michael Tomasello (2003) Gestual communication in young gorillas (Gorilla gorilla): gestural repertoire, learning, and use. American Journal of Primatology. Vol.60, Issue 3, Pages 95-111.

 - Whiten, Andrew et al. (2003) Cultural Panthropology. En: Evolutionary Anthropology, 12: 92-105

Blog de WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 134 seguidores