2 julio 2009 a las 11:00 PM | Publicado en Divulgación de la Antropología | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

La Labor Antropofísica en Servicios Periciales

Por Juan Carlos Tercero Aley

Los conocimientos de la antropología física en las ciencias forenses están enfocados básicamente al estudio de osamentas completas o incompletas, siempre y cuando tengan la extremidad cefálica. Éstas suelen encontrarse en tumbas clandestinas o como hallazgos de cadáveres esqueletizados de personas que migran y son localizadas cerca de las vías férreas en los estados por las cuales atraviesan desde la frontera de Centro América a la frontera con Estados Unidos de Norteamérica, en dichos restos humanos sólo se determinan sexo, edad, estatura y señas particulares, como datos generales de la identidad de las personas; pero más allá de esto no se realiza otro estudio.

Otros estudios que ayudarían a establecer la identidad de los cadáveres, no se llevan a cabo debido a que en los distintos Servicios Periciales de las Procuradurías en los estados, no hay suficiente personal para realizarlos. Los estudios son efectuados por médicos forenses, en el mejor de los casos y en otros el personal que los realiza no tiene formación académica en ciencias biológicas, lo cual imposibilita la aplicación de las técnicas muy bien conocidas dentro nuestro ámbito para llevar a cabo la identificación a cabalidad; actualmente somos muy pocos los Antropólogos Físicos que laboramos en Servicios Periciales.

Esos estudios que no se realizan aportarían los datos conocidos en el ámbito forense como “necro-reseña” (datos obtenidos después de la muerte en restos de tejido de un cadáver), de la morfología de la persona en vida, tales como: tamaño y forma de cara, frente, cejas y cada uno de los rasgos faciales que nos individualizan, además las posibles señas particulares que presenten.

En otras ocasiones, cuando existen las fotografías o radiografías de alguna persona que se supone es el cadáver, no se realizan los estudios de sobreposición cráneo-fotografía o la sobreposición cráneo-radiografía, ya que además del conocimiento de los diferentes puntos craneométricos y somatométricos propios de la Antropología Física, es necesario saber como relacionarlos y poder determinar los diferentes índices localizados en el rostro, tales como: facial total, facial superior, nasal, etcétera. Básicamente esto se refiere a que en el sustrato óseo adyacente al tejido blando de la cara, se encuentran los principales rasgos por los cuales las personas nos reconocemos, por lo tanto, al relacionarlos se puede establecer si corresponde o no a una persona que se esta buscando. En esta labor tan minuciosa, la aplicación de los conocimentos  antropófísicos resulta de gran ayuda.

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. I’m not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice,
    keep it up! I’ll go ahead and bookmark your website to come back later on. All the best


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: