3 septiembre 2009 a las 11:30 PM | Publicado en Divulgación de la Antropología | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

ergonomia-encabezado

Por Erika Estrada Rendon

La antropología física aplicada tiene diversas vertientes, una de ellas se encuentra en la ergonomía.  Desafortunadamente es un área secundaria dentro de la enseñanza de la antropología física. Olvidada, en gran medida, debido a la carencia de profesores interesados e infraestructura adecuada.

Al tratar de desarrollar un proyecto de titulación usando como tema la ergonomía, lo primero que se me ocurrió fue “hacer ergonomía” siguiendo mi sentido común, es decir, realizar una investigación con un grupo de individuos, observar sus condiciones laborales para resolver algún problema que representara una amenaza para su salud y con repercusiones positivas en la producción de la empresa.  Sin embargo, me enfrenté a una cantidad absurda de inconvenientes, principalmente a la carencia de guías especializadas y a la creencia popular en el mundo académico: “ergonomía=antropometría”.

Al hablar de ergonomía existe un desconcierto generalizado y una aparente relación con trabajadores, métodos de estadística, conocimientos complejos de anatomía y fisiología, biomecánica.  Sin embargo, esta imagen de la ergonomía es bastante superficial, ya que tiene un campo mucho más amplio de acción.

Aunque históricamente tuvo origen en el estudio de trabajadores o situaciones laborales, la ergonomía hoy día analiza los sistemas formados por las relaciones existentes entre los individuos, las actividades que éstos realizan y el entorno en que las desempeñan en tres distintas áreas de especialización: física (relativa sólo a los aspectos físicos de las actividades), cognitiva (relacionada con procesos mentales) y organizacional (dirigida al análisis de la interacción social).  En todos los casos está orientada a obtener resultados óptimos de las actividades realizadas con el menor inconveniente posible para los individuos.

Desde esta perspectiva, la ergonomía estudia tanto a trabajadores como a usuarios en general en contextos laborales, educativos o de esparcimiento.  Tiene una flexibilidad enorme con una simple fórmula: investigación-aplicación.  Ante este panorama ¿cómo podría hacer ergonomía si parecía rayar en lo abstracto?

Mi tesis pasó de “hacer ergonomía” a “definir ergonomía”.  En lugar de conseguir mi fábrica para observar accidentes de trabajo y posturas físicas, decidí compendiar toda aquella investigación realizada con fines ergonómicos, desde la antropología física y el diseño industrial con la finalidad de comparar ambas perspectivas al abordar un mismo tema, ya que incluso existen profesores que imparten clases en ambas disciplinas.

De este modo, me encontré con una historia de investigaciones que comienza en los ochentas  y que aborda temas como la adaptación física, la industria, la cultura y la discapacidad, la ergonomía cognitiva y la de concepción (usada en el diseño en general). 

Aunque breve, esta historia compartida del Centro de Investigaciones  de Diseño Industrial (CIDI-UNAM) y la ENAH permite entender el panorama de la ergonomía en la escena nacional: una trayectoria muy reciente con enormes áreas de aplicación para la antropología física que no está ligada únicamente a la antropometría.

Me encontré con investigaciones que desarrollaban completamente aspectos cualitativos del trabajo, de la vida cotidiana en relación a la vida laboral, de las estrategias de sobrevivencia familiar y su impacto en el desempeño laboral, el uso del espacio, las relaciones de poder, la educación y los roles sociales… en individuos tan disímiles como niños de primaria, usuarios del IMSS, telefonistas, petroleros, usuarios del metro, discapacitados, obreros, secretarias, en fin. 

Asimismo, estaban presentes aquellas investigaciones dedicadas a la antropometría de los individuos y su relación con los objetos y herramientas de trabajo e incluso otras más en las que se combinaban ambos aspectos. 

En el caso de la antropología física, existe una trayectoria en investigación en todas las áreas de la ergonomía, desde una variedad tal de perspectivas que el estudio de las actividades o tareas humanas es inagotable.

Finalmente, la aplicación de la antropología física a la ergonomía es integral ya que no sólo se hace uso de la parte técnica de la antropometría, como suele darse por sentado sino que permite un análisis sociocultural de las actividades, mucho más complejo, que combine la investigación cuantitativa con la cualitativa.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: