11 diciembre 2009 a las 9:47 AM | Publicado en Divulgación de la Antropología | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Por Nickthell Solsona Vargas

Éste es un resumén de la ponencia que Nickthell presentara en el Ciclo de Conferencias de Antroplogía del Deporte, en el Club Berimbau, el pasado 07 de noviembre de 2009.

El hombre es un ser en movimiento, que se ha caracterizado por la imitación de su medio, de donde genera su propia autenticidad y diversificación. Es así, como a través de su historia ha generado el conocimiento, la ciencia, las artes y las actividades recreativas y deportivas.

A lo largo del crecimiento, a través de nuestro cuerpo, a partir de nuestra mente y los procesos que en ella inciden  vamos transformándolas en experiencias.  Y es así como nos apropiamos de los conocimientos empíricos, para hacerlos parte de nuestras vidas, para conceptualizar todo lo que nos rodea. Por lo tanto, cuantas más variables le demos al contacto con el medio -a través de la movilidad- estamos potencializando, nuestras vivencias y ampliando nuestra conciencia y capacidad de percepción.

 La función biopsicosocial de la actividad física, el juego y el deporte.

 Actualmente, vivimos inmersos en una cultura donde las imágenes nos bombardean para consolidar nuevas ideas entorno a nuestro medio. A la vez, éstas, de una manera sugerente y casi imperceptible nos impregnan de ciertas políticas de seguridad[1], como  la salud, que nos aleja de esos miedos sociales llamados: vejez, enfermedad y muerte.

¿Cuántas veces en nuestra vida hemos escuchado la famosa frase Mente sana en cuerpo sano? En la actualidad el deporte ha tomado el rasgo de valor de uso[2], dejando de lado que un cuerpo sano es relativo, pues, debemos recordar que entre individuo e individuo hay variaciones, de hora a hora y de acuerdo a sus actividades.

Muchos deportistas, por elección propia dejan su vida social y académica por los extenuantes y excesivos entrenamientos, pretemporadas y competencias. ¿Qué sucede con los niños que realizan actividades extraescolares como la práctica de algún deporte? ¿Esto los convierte en deportistas? ¿Qué pasa con los trabajadores que participan en las ligas de futbol, voleibol o basquetbol en sus empresas? ¿Dónde clasificamos a las personas que salen a correr y comen de manera sana, por recomendación médica, para mantener estable su salud?

La actividad física es la capacidad del cuerpo humano para reaccionar ante las exigencias de su entorno en la vida diaria. El juego es aquel que no tiene reglas estrictas, la mayoría de las veces es espontáneo, y en pocas ocasiones su desenlace es de importancia para quienes lo desarrollan; contrario al deporte,  donde el resultado es de gran importancia para sus practicantes y grupos involucrados.

Así, en el deporte va inserto el discurso del bienestar y de la salud. Pero ¿hasta dónde será saludable correr una maratón a los 40 y tantos, y morir de un infarto? Son ya dos años consecutivos que en la maratón de la Ciudad de México ocurre esto. Eso me hace pensar que la práctica de un deporte no es tan saludable como la pintan.

Me inquieta observar como las sociedades se fundan en el deporte social, en su ejercicio como estrategia para llegar a una buena salud y a un estado integral de la eficiencia corporal, cuando las actividades son directamente proporcionales a quien las realiza y su ritmo de vida. Es un compromiso que debemos asumir quienes nos dedicamos a la promoción, divulgación enseñanza y/o práctica del deporte,  considerar como rector de nuestros proyectos, la meta común, las características de grupo (principalmente edad y sexo) y las cualidades individuales, para garantizar el alcanzar la meta y el hacer de la actividad una experiencia gratificante para el individuo.

Si quieres conocer la ponencia completa da clic aquí o ve a la pestaña Más de…


[1] Para Damasio cuando la emoción es miedo el estado especial puede ser ventajoso. Aunque, este, debe de ser justificado y no resultado de una evaluación incorrecta de alguna situación o algún síntoma de fobias. (Damasio; 2003: 135).

[2] Lo que es considerado como objetos útiles, en relación a las materias útiles que nos interesan.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: