10 septiembre 2010 a las 12:01 AM | Publicado en Divulgación de la Antropología | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,

Este post es la segunda parte de aquel que publicáramos en 16 de abril de 2010 (Ver primera entrega)

 Por: Rodrigo Daniel Hernández Medina

 Julio 2010

Con gran pompa se inaugura en Roma la llamada “Mostra Caravaggio 2010” como homenaje al IV aniversario luctuoso de un genio del barroco italiano. Dicha exposición reúne los cuadros que indiscutiblemente se atribuyen a Michelangelo Merisi, y que en algunos casos fueron prestados con mucho dolor por algunos museos del mundo.

Completando el recorrido, un grupo de iglesias de Roma, donde se encuentran otras 6 pinturas bajo la autoría del mismo y ahora celebérrimo personaje, abrieron sus puertas de febrero a junio del año en curso.

Vaya que con todo este revuelo se ha desatado La Caravaggiomanía, sin embargo, hasta hace unos meses la ubicación final de los restos mortales del pintor era confusa, en una fosa común junto a 200 italianos más.

Se mencionaron en la publicación anterior los detalles de la averiguación que un grupo de investigadores, compuesto principalmente por Antropólogos llevaban a cabo. Se buscaba a un hombre adulto, alrededor de 39 años, robusto y cuyo DNA coincidiera con alguno de los 6 supuestos parientes del fallecido.

Y ahora Porto Ercole, el antiguo cementerio de San Sebastián, resguarda los ya identificados restos de Caravaggio. Se trata de unos fragmentos de cráneo (el hueso frontal casi completo y una parte del hueso parietal derecho, un fragmento de la mandíbula) el sacro incompleto y el fémur izquierdo. Los mismos que fueron expuestos un tiempo en la ciudad donde murió el pintor, para después darle “una digna sepultura”.

Después de un año de análisis se llegó a la certeza, según Silvano Vincetti (quien encabezaba a los expertos) que el pintor italiano padecía de neurosífilis y saturnismo (altos niveles de plomo), lo que probablemente fue la causa de su muerte.

La evaluación de los restos óseos permitió estimar que pertenecieron a un persona con una estatura de entre 1.73 y 1.76 mts, de entre 39-40 años. La prueba de carbono 14 indicó que la fecha de la muerte fue entre 1522 y 1647.

Todos estos datos correspondían a los buscados por el equipo de investigadores; y sin embargo, los niveles de plomo en los restos, fue a mi parecer el dato que  confirmó la identidad, pues es sabido que los pintores padecían de Saturnismo comúnmente por las composiciones de los pigmentos utilizados.

A pesar de que los resultados del DNA no fueron concluyentes, Vincetti afirma con un 85% de seguridad que se trata de los restos del afamado pintor, principal exponente del barroco, amante empedernido de los altercados, dueño de escándalos religiosos, señor de un don inigualable, maestro del claroscuro.

Así, una vez más vemos que el trabajo Antropofísico, y los análisis osteológicos siguen vigentes, pues el equipo de expertos dice que no termina su tarea aquí. Su siguiente objetivo: LEONARDO DA VINCI.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: